Make your own free website on Tripod.com

Herencia Cristiana

 

Einstein: Como Llegar a Ser un Librepensador y Científico

Adverntencia: Este texto fue traducido del inglés electronicamente, puede que contenga errores gramaticales.

El siguiente es un extracto de los Apuntes Autobiográficos de Albert Einstein, Open Court Publishing Co. LaSalle y Chicago, Illinois, 1979. Estos párrafos aparecen sobre pp 3 y 5.

Cuando yo era un joven razonablemente precoz me impresioné completamente con la inutilidad de las esperanzas y los esfuerzos que persiguen sin descanso la mayor parte de los hombres por la vida. Además, pronto descubrí la crueldad de aquella persecución, que en aquellos años estaba cubierta mucho más cuidadosamente por la hipocresía y las palabras brillantes que hoy. Por la mera existencia de su estómago cada uno ha sido condenado a participar en aquella persecución. El estómago bien podría ser satisfecho por tal participación, pero no el hombre en la medida en que él es un ser pensante y el sensible que ser.

 

Como primera salida estaba la religión, que es implantada en cada niño por vía de la máquinaria de educación tradicional. Así llegue - aunque niño de padres completamente irreligiosos - a una religiosidad profunda, que, sin embargo, alcanzó un final abrupto a la edad de doce. A través de la lectura de libros populares científicos pronto alcancé la convicción de que muchas de las historias de la Biblia no podían ser verdaderas.

 La consecuencia fue una orgía positivamente fanática de librepensamiento acoplado con la impresión de que la juventud es engañada intencionadamente por el estado a través de mentiras; esto era una impresión aplastante. La desconfianza de toda clase de autoridad creció de esta experiencia, una actitud escéptica hacia las convicciones que estaban vivas en cualquier ambiente social específico - una actitud que nunca más me ha abandonado, si bien, más tarde, esto haya sido atenuado por una mejor perspicacia de las conexiones causales.

Es bastante claro para mí que el paraíso religioso de la juventud, que así ha sido perdido, fue una primera tentativa de liberarme de las cadenas de lo "simplemente el personal", de una existencia dominada por deseos, esperanzas, y sentimientos primitivos. Allá afuera estaba este mundo enorme, que existe por separado de nosotros los seres humanos y que está de pie ante nosotros como una criba grande, eterna, por lo menos parcialmente accesible a nuestra inspección y pensamiento.

La contemplación de este mundo fue como una liberación, y pronto noté que muchos hombres a quienes yo había aprendido a estimar y admirar, habían encontrado la libertad interior y la seguridad en su búsqueda. El asimiento mental de este mundo extra-personal dentro del marco de nuestras capacidades se presentó a mi mente, mitad conscientemente, mitad inconscientemente, como un objetivo supremo. Hombres motivados de modo similar, del presente y del pasado, así como las ideas que ellos habían alcanzado, eran los amigos que no podían perderse. El camino a este paraíso no era tan cómodo y atractivo como el camino al paraíso religioso; pero se ha mostrado confiable, y nunca he lamentado haberlo escogido.

http://www.geocities.com/greenman_92553
Ultima Actualizacion Agosto 30, 2002
por greenman_92553 - Elias Bernard

COPYRIGHT- TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS